La Biblia con otros ojos

Sin los ojos de la tradición Parte 2 por Saúl Salas

los mandamietos de dios antes de moises y las tablas, depues de moises, con jesus  y despues de jesus

Aquí no habían aun los 10 mandamientos en PIEDRA 

 

Génesis 26:5: por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis MANDAMIENTOS, mis estatutos y mis leyes.

 

Éxodo 12:17: Y guardaréis la fiesta de los panes sin levadura, porque en este mismo día saqué vuestras huestes de la tierra de Egipto; por tanto, guardaréis este MANDAMIENTO en vuestras generaciones por costumbre perpetua.


Éxodo 15:26: y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus MANDAMIENTOS, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.


Éxodo 16:28: Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis MANDAMIENTOS y mis leyes?

 

Aquí llegan los 10 mandamientos en PIEDRA

 

Éxodo 20:6: y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis MANDAMIENTOS.

 

Éxodo 24:12: Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y MANDAMIENTOS que he escrito para enseñarles.

 

Éxodo 34:28: Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los DIEZ MANDAMIENTOS.

 

Levítico 5:17: Finalmente, si una persona pecare, o hiciere alguna de todas aquellas cosas que por MANDAMIENTO de Jehová no se han de hacer, aun sin hacerlo a sabiendas, es culpable, y llevará su pecado. 

 

Levítico 26:3: Si anduviereis en mis decretos y guardareis mis MANDAMIENTOS, y los pusiereis por obra, 

 

Levítico 26:14: Pero si no me oyereis, ni hiciereis todos estos mis MANDAMIENTOS,

Levítico 26:15: y si desdeñareis mis decretos, y vuestra alma menospreciare mis estatutos, no ejecutando todos mis MANDAMIENTOS, e invalidando mi pacto,

 

Número 15:40: Para que os acordéis, y hagáis todos mis MANDAMIENTOS, y seáis santos a vuestro Dios. 

 

Deuteronomio 4:2: No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los MANDAMIENTOS de Jehová vuestro Dios que yo os ordene. 

 

Deuteronomio 4:13: Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los DIEZ MANDAMIENTOS, y los escribió en dos tablas de piedra.

 

Deuteronomio 4:40: Y guarda sus estatutos y sus MANDAMIENTOS, los cuales yo te mando hoy, para que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, y prolongues tus días sobre la tierra que Jehová tu Dios te da para siempre.

Deuteronomio 5:10: y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis MANDAMIENTOS.

Deuteronomio 5:29: ¡Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis MANDAMIENTOs, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!

Deuteronomio 6:2: para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus MANDAMIENTOS que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados.

Deuteronomio 6:17: Guardad cuidadosamente los MANDAMIENTOS de Jehová vuestro Dios, y sus testimonios y sus estatutos que te ha mandado.

Deuteronomio 8:11: Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus MANDAMIENTOS, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy;

Deuteronomio 10:4: Y escribió en las tablas conforme a la primera escritura, los DIEZ MANDAMIENTOS que Jehová os había hablado en el monte de en medio del fuego, el día de la asamblea; y me las dio Jehová.  

Deuteronomio 11:1: Amarás, pues, a Jehová tu Dios, y guardarás sus ordenanzas, sus estatutos, sus decretos y sus MANDAMIENTOS, todos los días. 

 

Deuteronomio 11:13: Si obedeciereis cuidadosamente a mis MANDAMIENTOS que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma,

 

Deuteronomio 11:22: Porque si guardareis cuidadosamente todos estos MANDAMIENTOs que yo os prescribo para que los cumpláis, y si amareis a Jehová vuestro Dios, andando en todos sus caminos, y siguiéndole a él, 

Deuteronomio 13:4: En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus MANDAMIENTOS y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis. 

 

Deuteronomio 13:18: cuando obedecieres a la voz de Jehová tu Dios, guardando todos sus MANDAMIENTOS que yo te mando hoy, para hacer lo recto ante los ojos de Jehová tu Dios.

 

Deuteronomio 26:18: Y Jehová ha declarado hoy que tú eres pueblo suyo, de su exclusiva posesión,como te lo ha prometido, para que guardes todos sus MANDAMIENTOS

 

Deuteronomio 28:1: Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus MANDAMIENTOS que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. 

1 Reyes 2:3: Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y MANDAMIENTOS, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas; 

1 Reyes 3:14: Y si anduvieres en mis caminos, guardando mis estatutos y mis MANDAMIENTOS, como anduvo David tu padre, yo alargaré tus días. 

 

Job 23:12: Del MANDAMIENTO de sus labios nunca me separé; Guardé las palabras de su boca más que mi comida. 

 

Salmos 19:8: Los MANDAMIENTOS de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

 

Salmos 112:1: Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus MANDAMIENTOS se deleita en gran manera.

 

Salmos 119:4: Tú encargaste Que sean muy guardados tus MANDAMIENTOS.

 

Salmos 119:35: Guíame por la senda de tus MANDAMIENTOS, Porque en ella tengo mi voluntad.

 

Salmos 119:104: De tus MANDAMIENTOS he adquirido inteligencia; Por tanto, he aborrecido todo camino de mentira.

 

Salmos 119:172: Hablará mi lengua tus dichos, Porque todos tus MANDAMIENTOs son justicia.

 

Proverbios 3:1: Hijo mío, no te olvides de mi ley,  Y tu corazón guarde mis MANDAMIENTOS

 

Proverbios 10:8: El sabio de corazón recibirá los MANDAMIENTOS;  Mas el necio de labios caerá. 

 

Daniel 9:4: Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus MANDAMIENTOS

Aquí llego Jesus 

Mateo 5:19: De manera que cualquiera que quebrante uno de estos MANDAMIENTOS muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

Mateo 15:3: Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el MANDAMIENTO de Dios por vuestra tradición?
 
Mateo 15:6: ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el MANDAMIENTO de Dios por vuestra tradición.

Mateo 15:9: Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, MANDAMIENTOS de hombres.
 
Mateo 19:17: El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los MANDAMIENTOS.
 
Mateo 22:36: Maestro, ¿cuál es el gran MANDAMIENTO en la ley?

Mateo 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
 
Mateo 22:38: Este es el primero y grande MANDAMIENTO.

Mateo 22:40: De estos dos MANDAMIENTOS depende toda la ley y los profetas.

Marcos 7:7: Pues en vano me honran,
Enseñando como doctrinas
MANDAMIENTOS de hombres.
 
Marcos 7:8: Porque dejando el MANDAMIENTO de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. 
 
Marcos 7:9: Les decía también: Bien invalidáis el MANDAMIENTO de Dios para guardar vuestra tradición. 
 
Marcos 12:30: Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal MANDAMIENTO
 
Marcos 12:31: Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro MANDAMIENTO mayor que éstos. 
 
Juan 13:34: Un MANDAMIENTO nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 
 
Juan 14:15: Si me amáis, guardad mis MANDAMIENTOS
 
Juan 14:21: El que tiene mis MANDAMIENTOS, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Juan 15:10: Si guardareis mis MANDAMIENTOS, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los MANDAMIENTOS de mi Padre, y permanezco en su amor.

Juan 15:12: Este es mi MANDAMIENTO: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.
 
Aquí murió Jesús 
 
1 Juan 2:3: Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus MANDAMIENTOS
 
 
1 Juan 2:4: El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus MANDAMIENTOS, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él;

1 Juan 2:7: Hermanos, no os escribo MANDAMIENTO nuevo, sino el MANDAMIENTO antiguo que habéis tenido desde el principio; este MANDAMIENTO antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio.

1 Juan 2:8: Sin embargo, os escribo un MANDAMIENTO nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra.
 
1 Juan 3:22: y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus MANDAMIENTOS, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.
 
1 Juan 3:24: Y el que guarda sus MANDAMIENTOs, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.
 
1 Juan 4:21: Y nosotros tenemos este MANDAMIENTO de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano. 
 
1 Juan 5:2: En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus MANDAMIENTOS
 
1 Juan 5:3: Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus MANDAMIENTOS; y sus MANDAMIENTOS no son gravosos. 
 
 
2 Juan 1:4: Mucho me regocijé porque he hallado a algunos de tus hijos andando en la verdad, conforme al MANDAMIENTO que recibimos del Padre. 
 
2 Juan 1:5: Y ahora te ruego, señora, no como escribiéndote un nuevo MANDAMIENTO, sino el que hemos tenido desde el principio, que nos amemos unos a otros.
 
2 Juan 1:6: Y este es el amor, que andemos según sus MANDAMIENTOS. Este es el MANDAMIENTO: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio. 
 
 
Apocalipsis 12:17: Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los MANDAMIENTOS de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Apocalipsis 14:12: Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los MANDAMIENTOS de Dios y la fe de Jesús.